miércoles, 31 de marzo de 2010

El amor de la Virgen María

En anteriores post hablamos sobre el amor de la Virgen María, su protagonismo tanto en el antiguo testamento como en el nuevo, si no leíste nada de estos deberías leer nuestro post sobre "María" como intercesora en las bodas de Cana de Galiléa

Ahí comentamos como el evangelista Juan muestra el amor de Jesus y la Virgen María, la Madre de Jesus pidio a Jesús adelantar "la hora" de hacer milagros y ese momento para ayudar a los novios que estaban sin vino.

También comentamos que si bien "la hora" puede interpretarse como el momento en que Jesús comienza a manifestar sus Milagros y Signos, también "la hora" se refiera a la Glorificación de Jesús en la Cruz. Por lo tanto la Virgen María tendrá un momento especial y su protagonismo en la iglesia y como Madre de todos los discípulos de Jesús en "La Hora" muerte en Cruz de nuestro Dios.

Muy seguramente notamos en el pasaje de San Juan que al relatar la muerte de Jesús en la Cruz en el capítulo 19:

26 Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.»

27 Luego dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquella hora el discípulo la acogió como cosa propia


Juan no nos está narrando simplemente un problema en el cual Jesús ve que su Madre ya no tiene quien cuide de ella, Jesús le está dando ahora a La Madre el papel que se le había prometido en las bodas de Cana, ser La Madre de todos los hijos de Dios, de los que ama a Jesús. Pero además Juan dice que se "la llevó como cosa propia"  (o a su propia casa) para darnos a entender que entre todas las "cosas" importantes que tiene Juan y todos los Hijos de Dios, tener por Madre a la Virgen María es un pedido de Jesús y un motivo de orgullo y alegría.

Deja claro también el evangelista Jaun con este último versículo 27, Juan NO toma este pedido de Jesús como una imposición, sino que el evangelista se siente lleno de orgullo y de felicidad poder tener a la Virgen María como su Madre, la Madre de todos los Hijos de Dios. Juan nos esta diciendo indirectamente en gran amor, las virtudes, la calidad de esta Madre, una Madre llena de amor del "auténtico amor de Dios" (Jn5,42).

Finalmente el evangelio de Juan termina diciendo:  “Hay además otras muchas cosas que hizo Jesús. Si se escribieran una por una, pienso que ni todo el mundo bastaría para contener los libros que se escribieran”. (Jn 21,25), por lo tanto si dentro de tantas cosas que tenía para escribir el evangelista, debemos notar entonces que Juan escribe las cosas más importantes, y entre estas "cosas" está nuestra Virgen María con su gran amor a Dios y a nosotros.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada